¡¡Los mejores patinetes eléctricos 2019!!

En Cholloboom comparamos los mejores patinetes eléctricos del 2019 .

Xiaomi Mi Electric Scooter M365

Gracias a una potencia de 500 W en la rueda trasera, consigue una velocidad máxima de hasta 25 km/h para un peso de 100 kg; aunque también se puede activar el modo de ahorro de energía para estirar la batería de litio, consiguiendo entonces unos 18 km/h.

Dispone de un sistema de recuperación de energía cinética, que se transforma en eléctrica al modo de las dinamos tradicionales para aumentar la vida de la batería. Otra de las ventajas es el tiempo de carga de la batería, de 42 V: cinco horas y media desde cero, algo más de tres horas partiendo de un 25%.

El sistema de frenado cuenta con antibloqueo en la rueda delantera, más un freno de disco mecánico trasero. Combinando ambos sistemas, puede llegar a frenar por completo en cuatro metros en caso de emergencia.

En el manillar hay, además de timbre y un faro de xenon para garantizar la movilidad nocturna, cuatro luces LED para ver fácilmente la cantidad de batería restante. Este dato se controla también mediante una app móvil que hará disfrutar especialmente a los adictos a la conectividad, con información sobre velocidad de conducción, hábitos de uso…

Gracias a su sistema de plegado, el dispositivo puede llevarse “puesto” en casi cualquier circunstancia, lo que convierte a este patinete eléctrico Xiaomi en perfecto para los que quieren moverse por ciudad sin perder el tiempo en aparcar.

Cecotec Outsider E-volution

Cecotec tiene una impresionante potencia de 700 W (frente a los 250W del Xiaomi) algo que valoraremos especialmente en ciudades con cuestas. A cambio, el Mijia tiene muchas más posibilidades de programación y conectividad, además de cinco modos de conducción frente a los tres del Outsider.

Pero lo que más llama la atención del Cecotec es la posibilidad de cambiar la batería sobre la marcha. Tiene un sistema de baterías intercambiable para que nunca te quedes tirado. Es una gran idea, aunque en la práctica las baterías son bastante aparatosas y no parece muy práctico llevarlas encima como recurso habitual.

Otro detalle interesante es la tabla XL, que permite llevar los pies en paralelo. Esto añade comodidad si lo manejas durante largo rato, aunque si ya estás acostumbrado a llevar un patinete “normal” tendrás que pillarle el punto de nuevo a la estabilidad.

Al ser un modelo nuevo, nos falta el factor tiempo para valorar su funcionamiento al 100%. Desde luego, el Cecotec Outsider E-Volution es una opción a no perder de vista, al tratarse de un patinete muy versátil capaz de moverse por la mayoría de terrenos durante mucho tiempo.

Ecogyro Gscooter S6

Un patinete de gama media con una excelente relación calidad-precio.

Lo primero que vemos es el diseño: las líneas son muy sencillas y discretas, incluso puede parecer básico a primera vista. Pero nada más lejos de la realidad: en la práctica Gscooter S6 es un monopatín ligero y con un manejo muy intuitivo.

El chasis es de aluminio, lo que nos ofrece un peso muy razonable: 9,2 kg. El plegado puede resultar un poco duro al principio, pero es rápido y cómodo, y una vez hecho el patinete ocupa poco y se puede cargar con cierta facilidad.

Las agarraderas del manillar son de goma antideslizante, y el patinete se controla con dos manivelas a la altura de los pulgares. Tiene además una pequeña pantalla LCD en la que muestra los datos básicos, como velocidad o batería.

Las ruedas de 6” son macizas y antipinchazos, lo que tiene pros y contras. A favor: te ahorras el mantenimiento. En contra: la conducción es muchísimo más dura. Sin embargo, el S6 soluciona este problema añadiendo amortiguación delantera, si bien no lo arregla de todo, sin este detalle la conducción sería muy desagradable en terrenos irregulares.

Tiene un sistema con diferentes programas que limita la velocidad máxima en función de tus necesidades o tu ritmo de conducción. Es especialmente útil si lo van a usar niños, para controlar que circulen a una velocidad segura.

Además, incluye LED frontal y LED de freno para garantizar una conducción segura de noche o en situaciones de poca luminosidad

Razor Power Core E90

Gracias a la larga duración de su batería, de 12 V, el Razor E90 está pensado para aguantarle el ritmo al niño más hiperactivo, a partir de ocho años.

Hasta 80 minutos de uso continuo, que en la práctica suponen una tarde completa en el parque con la batería operativa. Es uno de los rasgos más valorados por los usuarios, que también aprecian el hecho de que, si la energía se acaba, se puede seguir usando como un patinete normal.

Al estar enfocado al mercado infantil, el uso de este modelo de Razor es sencillo e intuitivo. El arranque es mediante una patada inicial, la aceleración se controla con un botón situado en el manillar y cuenta, como toque extra, con un freno trasero en el pie, muy útil en caso de emergencia.

La amortiguación es escasa, pero para un usuario de corta edad notar las irregularidades del terreno es hasta entretenido; y su planteamiento es urbano, es decir, para uso en asfalto o, como mucho, pista de tierra en un parque.

Las ruedas, de uretano, pueden resultar un poco ruidosas dependiendo del terreno. La velocidad llega hasta casi 15 km/hora, con un reprise al que es necesario acostumbrarse, sobre todo en arranque. El motor de cubo es eficiente y no necesita apenas mantenimiento. El Razor E90 necesita montaje parcial, muy sencillo, y la pata de cabra no es plegable. Si se quiere guardar en el coche o en un espacio pequeño, hay que desmontar la horquilla.

El componente principal de este Razor E90 es el acero, lo que quizá aumenta un poco el peso, pero garantiza la dureza y durabilidad de un dispositivo que previsiblemente va a ser “maltratado” por su dueño. Un patinete duro, firme y estable, que contenta a niños y padres.

S1 de M Megawheels

u motor brushless de 250 W nos ha ofrecido la potencia adecuada para circular a una velocidad máxima de 23 km/ hora: hay patinetes más rápidos, pero nos parece suficiente para llegar a nuestro destino con cierta rapidez. Si se lo vamos a dar a un niño, tendremos que vigilarle para que no se embale.

Las ruedas tienen un tamaño de 5,5”, adecuado para circular por ciudad. Además son de caucho sólido, y por tanto antipinchazos. Esto hace que la conducción sea un poco más dura de lo deseable, pero cuenta con amortiguación trasera. Como está pensado para ciudad y se supone que lo conducirás por suelos asfaltados, es suficiente para suavizar baches.

El plegado, como es habitual, es compacto y rápido. Y lo bueno es que es bastante ligero -poco más de 7 kilos-, de modo que va bien si lo combinas con otro tipo de transporte urbano, tipo autobús o metro. Incluye un pequeño caballete para sostenerlo en parado.

Funciona perfectamente en modo manual, así que si te quedas sin batería simplemente puedes funcionar como un patinete no eléctrico.

También integra un pequeño guardabarros para proteger de manchas de barro. Ten en cuenta que el fabricante no especifica la protección IP para lluvia o viento: si hay temporal, mejor déjalo en casa.

Incluye doble freno en las ruedas delantera y trasera, además de luz de freno atrás. Pero hemos echado mucho de menos una luz delantera, algo casi imprescindible para circular por seguridad en invierno.

El peso máximo recomendado es de 90 Kg, así que si lo va a usar un adulto ten en cuenta que con ese peso irá un poco justo en las cuestas. En ciudades planas no tendrás problema.

Aunque se echan en falta algunas funciones de conectividad, el S1 es robusto y funcional. Responde bien para desplazamientos urbanos cortos, tipo ir y venir del trabajo, y también como juguete para los niños, que seguro pondrán a prueba su resistencia.

Patinetes eléctricos para niños.

Patinetes eléctricos con sillín.

Patinetes eléctricos sin manillar